Consejos para adolescentes cristianos

Consejos para adolescentes cristianos

1. No te preocupes por lo que la gente piensa de ti. Ellos no piensan mucho en ti porque tienen sus propias vidas.

2. En unos años revisarás las cosas que escribiste a esta edad en Facebook y vas a pensar que eras un idiota. Lo sé por experiencia. No seas un idiota ahora. Piensa antes de escribir. Tu “yo” del futuro te lo va a agradecer.

3. Solo porque algo es popular no significa que sea lo correcto (y muchas de las cosas que son populares entre las personas de tu edad no son correctas). No tienes que hacer las cosas que haga la gente para ser cool. Hacer la voluntad de Dios es mejor que estar a la moda.

4. La persona que siempre te cuenta chismes de los demás, a los demás les cuenta chismes de ti. Ten distancia con esa persona. La gente así suele estropear muchas cosas. Además, escuchar chismes es tan terrible como ser un chismoso.

5. La Biblia no es tan aburrida como crees que es. En realidad, lo aburrido eres tú. Eso lo sé porque ahora que leo la Biblia, me doy cuenta de que ella nunca fue aburrida y que lo aburrido era yo. (Lee cómo la Biblia cambió mi vida, estos 18 tips para leer mejor la Biblia y 4 razones asombrosas para creer en la Biblia)

6. Tratar de complacer a todo el mundo es muy bobo. No busques la aprobación de las personas, pero no las prives de lo mejor de ti. Nos busques la aprobación de ellos porque tú tienes tu propia vida por vivir y la gente siempre te criticará hagas lo que hagas. No las prives de lo mejor de ti porque naciste para amar a Dios y a las personas y vivir al máximo.

7. El secreto para aprender mucho en la vida no es ser listo. Es no ser perezoso. Estás en una edad en donde tienes mucha energía y fuerzas, así que te aconsejo que no seas otro vago del montón que solo sirve para dormir, comer, ir al baño y estar frente a la computadora.

8. Rodéate de gente lista y que quiera conocer más a Dios. El rey Salomón escribió: “El que anda con sabios, sabio será; Mas el que se junta con necios será quebrantado” (Prov 13:20). En otras palabras, si te andas con tres necios… eres el cuarto.

9. Si formas parte de un grupo cristiano de adolescentes y tu pastor de adolescentes no te enseña nada serio ni te habla como si fueses adulto, tal vez debas alejarte de él y marcharte a otra parte. Te recomiendo que lo hables primero con él, por supuesto, y le expreses tu deseo de aprender más. Una tragedia en muchos ministerios adolescentes modernos, es que a las personas de tu edad las tratan como si no pudiesen recibir palabra de Dios retadora y edificante. He visto que cuando una persona es tratada como tonta en su adolescencia, termina siendo un tonto en su adultez incapaz de adentrarse más en la palabra de Dios y comprender lo que Dios quiere que comprendamos. Júntate con gente madura que se tome la Biblia en serio y que esté dispuesta a enseñarte cosas maduras.

10. PIENSA. Una plaga que se expande entre los adolescentes es el virus de no-pensar-jamás. Si dejas que ese virus te afecte, el despertar va a ser muy duro… si es que acaso llegas a despertar. Usa tus neuronas para analizarlo todo. No seas como un zombie que nunca piensa y se deja alienar por las masas.

11. Renuncia a los prejuicios. Cuando dejé los prejuicios con la gente que he ido conociendo, empecé a ser sorprendido. No creas que Dios nos hizo usando moldes o que las personas que a simple vista lucen parecidas en realidad lo son.

12. Hay cosas más importantes que tu número de “amigos” en Facebook, la cantidad de fotos que subes y los “me gustas” que recibes. No le des más importancia a las redes sociales que las que merecen. Úsalas a ellas en vez de dejar que ellas te usen a ti y te esclavicen. Mira esta carta que escribí a mi yo adolescente sobre las redes sociales.

13. Los hábitos que tienes ahora crecerán contigo. Lo que eres hoy tiene mucho que ver con lo que serás mañana, así que cuida bien que lo que eres ahora pronostique un buen hombre el día de mañana. Corta con todo pecado que tengas que cortar y adquiere hábitos buenos que agraden a Dios.

14. Aprende a leer inglés. Es más fácil que lo que crees. Esto es clave para que puedas leer muchos grandes libros que Dios usará para moldear tu vida y tu futuro. ¡Ojala yo hubiese aprendido a leer en inglés mucho antes!

15. No te avergüences de ser un nerd y tener buenas notas. Es probable que los idiotas que se burlan de ti terminen trabajando para alguien inteligente como tú. Mira esta carta que escribí a mi yo adolescente sobre estudiar.

16. Sé amigo de todos, pero que no todos sean tus amigos.

17. Tus padres podrán actuar de forma muy errada de vez en cuando, pero ellos ya pasaron por lo que tú estás pasando y sobrevivieron. Míralos como si fueran jedis de la vieja escuela. No es mala idea seguir los consejos que te den. Las personas más sabias no son las que aprenden de sus errores, sino las que aprenden de los errores de los demás y así evitan repetirlos.

18. Ora mucho. Lamentablemente, la mayoría de la gente que dice ser cristiana casi no ora o lo hace muy poco. Cuanto más ores, más entenderás lo importante de orar. No creas que porque eres adolescente si oras te vas a volver aburrido o algo así. Al contrario, ora a Dios y, entre otras cosas, pídele que te enseñe a disfrutar tu juventud al máximo a la vez que la vives para Su gloria. Lee 25 cosas que he aprendido sobre la oración en mi viaje espiritual.

19. Procura escribir sin errores ortográficos y hablar de forma inteligente, directa y clara. Es algo muy simple, pero cuando lo hagas los adultos te respetarán y tendrán conversaciones interesantes contigo que te servirán MUCHO.

20. No confundas el propósito maravilloso de Dios para tu vida con tus sueños de autorealización personal. Los planes de Dios son mejores que los tuyos.

Escrito por:

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *