EL ATEÍSMO MATA, LIBRO ESCRITO POR EX – ATEO

EL ATEÍSMO MATA, LIBRO ESCRITO POR EX - ATEO

Barak Lurie se volvió ateo con solo 11 años. Cuando era estudiante de la Universidad Stanford, decidió hacer una tesis sobre las muertes que habría ocasionado el cristianismo, pero esto lo llevó a recuperar su fe en Dios. Escribió el libro Atheism Kills (El ateísmo mata), en el que presenta cómo el ateísmo ha matado a millones de personas en el siglo 20.

“La impiedad ha resultado en más caos y asesinatos que todas las instituciones de religión judeocristiana combinadas. Cada cultura que ha rechazado a Dios se ha derrumbado o se ha involucrado en un horroroso caos. Por el contrario, todas las culturas basadas en la tradición judeocristiana han florecido”, comentó Lurie.

Los gobiernos ateos, que buscan imponer su visión de la utopía, se sienten obligados a eliminar toda oposición, según la investigación presentada en el libro de Lurie, el ateísmo ha provocado aproximadamente:

  • La Revolución Francesa: 40 mil muertes

  • Stalin: 20 millones de muertes

  • Mao Tse-tung: 70 millones de muertes

  • Fidel Castro: 141 mil muertes

  • Hồ Chí Minh: 100 mil muertes

  • Pol Pot: 2 millones de muertes

  • Kim Il-sung: 1.5 millones de muertes

  • Hitler: 11 millones de muertes

La lista continúa. “Ser un dictador ateo que promueve la doctrina atea siempre ha llevado a la brutalidad y a los asesinatos”, observa Lurie. “El ateísmo mató a cientos de millones en tan solo 30 años”, escribe Lurie. “El número de asesinatos en (el supuesto) nombre del cristianismo (es) menor, comparado al ateísmo, y abarcó aproximadamente 800 años”.

Según God Reports, el libro no solo compara datos de muertes, también muestra cómo el ateísmo ha engendrado un gobierno más grande: el progresismo y la eugenesia (y su versión moderna: el aborto). Asimismo, se exponen los defectos del ateísmo: su relatividad moral engendra el mal. Priva al hombre de propósito e importancia. Enseña al hombre a vivir para su propio placer.

El ateísmo también apunta a la absurda pasividad de los gobiernos progresistas cuando se enfrentan al islam radical. Estos gobiernos liberales y ateos, o inclinados al ateísmo, están empoderando a la “mayor amenaza de la civilización”.

“Sin Dios nunca habrá una interpretación universal de lo que es correcto o incorrecto, lo que es bueno o malo”, escribe Lurie. “En un mundo donde el humano reina de forma suprema, solo se pueden esperar dos resultados: un mundo que desciende cada vez más hacia el caos y un mundo sin libertad”.

Share

Recommended Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *