Importancia de alabar a Dios

Importancia de alabar a Dios
by

En los planes de Dios todo tiene una razón valiosa.

Esta palabra que representa una acción que es muy importante que aprendamos.
Esta palabra es adoración.

La Biblia nos enseña en Isaías 43:21 que Dios se refirió a su pueblo como el pueblo que formé para mí mismo para que proclame mi alabanza.
Pero la triste realidad es que muy pocos cristianos llegan a vivir y disfrutar su realidad.

¿Por qué adorarle?

Dios nos creó por amor y la alabanza y la adoración son la consecuencia natural de entender este amor de Dios. Otra palabra importante para
Entender esto es relación. La adoración es nuestra parte de relación.
Pero si no tomamos el tiempo para leer la palabra y meditar de lo que Dios nos enseña será imposible poder entenderlo.

La Biblia nos enseña que tenemos que adorar al espíritu y con entendimiento.
(1 Corintios 14:15) ¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento.

Muchas veces tomamos la alabanza como una rutina de nuestro culto religioso y pensamos que es algo que únicamente se puede hacer en la iglesia enfrente de un grupo de alabanza por solo 30 o 45 minutos a la semana. Pero la música y el canto no son la única forma ni la única expresión que tienen que ver con la alabanza y la adoración.

Dios quiere que llegues al entendimiento de que fuiste creado para tener una relación cercana con él y tu parte en eso es adorarle, es decir, demostrarle tu amor a él.
Tu vida entera puede ser una alabanza a Dios. De la manera que tú vives es la manera que tú alabas. De la manera que te portas con tus padres de esa forma alabas a Dios.

La obediencia en tu vida es una forma de adoración. Dios nos revela que lo que él quiere es obediencia en lugar de sacrificio. Hay que ver esto más de fondo. Un sacrifico es algo que cuesta pero a veces podemos hacerlo como para pagar la culpa
O para que nos vean. En cambio la obediencia es algo que se demuestra en lo secreto y a lo largo de más tiempo.

Adorar en verdad quiere decir que permites que la verdad de Dios sea manual de tu diario vivir. Tenlo por seguro que si tu dejas que su palabra se revele en tu vida y que su palabra sea lámpara a tu andar, tu vida será una alabanza grata a Dios.

Una noche, un hombre soñó que estaba en el templo. En su sueño se le apareció el tecladista tocando el teclado, pero no oía ninguna de sus notas. El coro y la congregación empezaron a cantar, pero tampoco se escucharon las voces. Entonces el ministro empezó a orar pero las palabras no salían de sus labios. El hombre le preguntó al ángel la razón por la cual no se escuchaba nada. Éste le contestó: -No se escucha nada porque no hay nada que escuchar. Esta gente únicamente alaba de labios. Sus corazones no están alabando, por eso las voces no llegan a Dios…Pero escucha ahora…El hombre escuchó entonces la voz de un niño, clara y transparente, mientras el ministro oraba y la gente se unía en su oración. Se escuchaba sólo la voz del niño, porque sólo él alababa a Dios en su corazón. Jesús se quejaba de “los que de labios le honraban, pero cuyos corazones estaban bien lejos de Él” Lo mismo puede suceder con la alabanza.

Share

Comments

  1. Great!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *