Primer servicio – Convención Nacional Shekinah 2019

Primer servicio - Convención Nacional Shekinah 2019

La iglesia del Movimiento Misionero Mundial en Bolivia, inauguró la vigésimo tercera Convención Nacional Shekina 2019. Tarija fue sede para recibir a miles de creyentes que llegaron de las distintas delegaciones del interior del país.
Los Pastores Invitados a este magno evento fueron: Rev. José Soto Presidente Internacional de la obra Movimiento Misionero Mundial, también se tuvo la presencia desde Chile del Rev. Gerardo Martínez, Rev. Clemente Vergara de Venezuela y Rev. Luis Rivera, presbítero de Paraguay.
La ministración de la alabanza fue esencial en la vida de muchos que adoraban desde sus lugares. Asimismo el supervisor Nacional de Bolivia, Reverendo Mario Lima Vacaflor, citó el libro de Números 9:16, que hace referencia al lema Shekina, instando al pueblo a avivar ese presencia de Dios en las vidas.
El momento de la palabra, Dios fue usando la vida del Pastor Soto quien predicó bajo el tema: El fuego sobre el altar del holocausto basado en el libro de Levítico 6: 8-13, recordando que el Shekina quiere decir la morada, la presencia que enseña que allí está Dios,
En el nuevo testamento, comenzó en Pentecostés y ha seguido hasta ahora. El día que se inauguró el Tabernáculo, ni Moisés podía entrar, el fuego del cielo se prendió en el Altar, ese fuego que vino de la misma presencia de Dios.
El sacerdote ofrecía sacrificios en la mañana y en la tarde, el altar debía estar ardiendo continuamente, y los levitas tenían la tarea de llevar el holocausto. Sin fuego no había culto verdadero. Cuando no se tiene el fuego genuino de Dios uno empieza el cristiano deja de serlo. Hay que tener el fuego encendido de Dios en nuestras vidas mencionó el Reverendo.
Asimismo instó al pueblo a que el fuego de Dios no se apague en Bolivia ni el hogar en tu hogar de cada boliviano, debemos tener una experiencia con el fuego que nunca se ha de apagar mencionó.
En la finalización de este primer servicio de la noche, el Espíritu Santo de Dios fue ministrando el lugar con su fuego encendido en los corazones de quienes se esforzaron por llegar al evento. Cientos de vidas pasaron al altar derramando lágrimas delante de la Presencia el Shekina que inundó el lugar.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *