Último servicio – Convención Nacional Shekinah

Último servicio - Convención Nacional Shekinah

Con algarabía en los creyentes es cómo comenzó este último servicio de Convención Nacional Shekina 2019, en ello la Alabanza pentecostés empezó a encender el lugar de la presencia de Dios, un culto misionero que repercutirán las vidas de los obreros y pastores que llevan adelante la obra del Señor.
El Reverendo José Soto fue quien precedió a los cargos de los siervos y siervas que han trabajado fielmente en la obra del Señor, mencionando el testimonio de los hermanos y hermanas que fueron presentados como predicadores Laicos y Licenciados, en el libro de Timoteo 3:1 que expresa Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea y Fiel es Dios que proveyó obreros para su mies.
Asimismo el Reverendo José Soto dio paso a la palabra poderosa de Dios traída por su siervo el Pastor Clemente Vergara fue quien compartió el mensaje en ésta mañana, citando así el libro de 2 Timoteo 2:1-2 1 “Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.
Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros“ bajo el tema: “La visión y obra Misionera”
el movimiento Misionero Mundial se ha ido manteniendo por 56 años, cuando llegó el Señor a mi vida, sentía su amor en mi corazón había un sentir en mi corazón de ser un Misionero, y lloraba y clamaba a Dios que yo quería ser un Misionero. El servicio a Dios es maravilloso pero tiene un alto precio porque nosotros estamos acostumbrados a las cosas fáciles, pero el mismo Pablo tuvo que estar en desvelos en hambres. Que nos motiva a servir al Señor. Debemos estar dispuestos a luchar y por fe ver que Dios irá con nosotros. No nos hemos comprometido con el hombre, sino con Dios, el compromiso es con Dios.
Debemos poner nuestros ojos en Jesús porque no es con la sabiduría humana sino con el poder de su Espíritu. Pablo tenía muchas cosas porque gloriarse pero lo dejó todo por basura ¿qué has dejado tú para murmurar ahora?
Asimismo mencionó cómo Dios le había sanado de una malaria, y librado de la muerte, pero que fue restaurado y protegido por Él. En el libro de 2 Timoteo 2:Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.
En la obra de Dios hay sufrimiento hay padecimiento, ataques del enemigo, y lloro por las almas ése es el precio pero en todo Dios está presente ayudándote y de esta manera animaba al pueblo de Dios a confiar en Él
Dios necesita gente con carga con visión, y mi pasión de servir y obedecer al Señor, este último tiempo concluyó con el llamado al altar a las vidas dispuestas, cientos de vidas respondieron pasando adelante y doblando sus rodillas recibían las promesas de Dios. Un dia especial misionero, y el Señor confirmó el llamado en los presentes.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *